Isaías Santos Gullón  - 14 de junio de 2019.

Publicado en la página seis CORREO DE TÁBARA en El Correo de Zamora de 19/3/1975.

El pasado día 2 se desplazó a la vecina localidad de Ferreras de Abajo un equipo de fútbol de nuestra villa, perteneciente al plantel de Extensión Agraria, el cual debía contender con el equipo del plantel propietario del terreno.

A pesar de la inclemencia del tiempo, muchos fueron los aficionados tabareses que se desplazaron para animar a su equipo.

El partido comenzó a las 4,30 de la tarde y fue arbitrado por Vicente, el cual no obstante su buena actuación, fue protestado injustamente por jugadores y público locales. A sus órdenes el equipo tabarés, camiseta rojiblanca y calzón azul formó a los siguientes jugadores: Barreiro, Gaspar, Luis, Antonio, Chencho, Suárez, Fernández, Billy, Ferrero, Clemente y Monteso.

Desde el primer minuto de juego el equipo local se lanzó al ataque en busca del gol que encauzase su victoria. Por su parte el equipo tabarés arropó su área sin descuidar por ello la portería contraria donde Monteso y Ferrero estaban para ponerla en serios apuros. Así transcurría el minuto 20 de juego cuando Ferrero arrancando desde atrás centró sobre puerta, siendo el escurridizo Clemente el que rematando, inaugurase el marcador. Catorce minutos más tarde fue Monteso quien de potente disparo cruzado aumentaría la cuenta, llegando al descanso con este resultado de 2-0 favorable a los rojiblancos.

Bajo la misma tónica atacante local empezó el segundo período siendo ya más peligrosas sus incursiones. El gol se veía llegar y así a los 57 minutos el equipo de Ferreras conseguía de gran jugada su primer gol. Con nuevos ánimos y aupas de su hinchada los locales intensificaron aún más sus ataques, siendo en el minuto 82 de partido cuando el equipo de casa en un mal entendimiento de la defensa tabaresa establecía el empate a dos tantos.

El resultado final parecía ya inamovible, pero allí estaba Ferrero, quien a pase de Fernández acertó a introducir el esférico en la portería contraria cuando apenas quedaban segundos del tiempo reglamentario.

Sacóse de centro y el árbitro haciendo sonar su silbato dio por finalizado este partido de gran belleza de juego a pesar de lo embarrado del terreno.

No sobresalió nadie excepto el conjunto tabarés en sí, que ganando merecidamente dio la medida de sus posibilidades en un futuro no muy lejano.

Hay que destacar la labor de nuestra Agencia de Extensión Agraria que, entre otras muchas cosas, ha servido para despertar el interés tanto cultural como deportivo y sin la cual no habría sido posible la celebración de este amistoso partido de fútbol.

FEARLUJO

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar